Según lal constitución Política del Perú,  los matrimonios religiosos, eclesiástico, deben registrarse civilmente  (Matrimonio civil) para que tengan validez ante el Estado Peruano. Cuando se trata de un matrimonio religioso se habla de Cesación de Efectos Civiles; en tanto que si se trata de uno civil se denomina Divorcio.

Para que puedas hacer un cálculo aproximado de lo que puede costar un divorcio en Perú  dependerá si éste es de mutuo acuerdo o no.

En ambos casos, siempre necesitarás los servicios de una abogada especialista en divorcios (si o si lo necesitas) que cobra una tarifa establecida según en lugar de donde se encuentre. Pero haciendo un análisis de costo se podría decir que el monto es de US$700 para todo el proceso, que puede ir de dos meses a más.

¿cuánto cuesta un divorcio de mutuo acuerdo en perú?

Si existe un mutuo acuerdo, donde no tienen bienes, ni hijos de por medio (sin importar edad), se puede acudir a una Notaría. Se  realiza el pago correspondiente a los derechos notariales que oscilan entre $500 a $800, más  los honorarios propios de cada abogada.

Recuerda que puedes escribirnos para recibir una primera asesoría gratuita

Siempre sucede que uno de los cónyuges (Hombre o mujer) no desea separarse (mala fé u otro caso) el divorcio sólo puede tramitarse ante un Juzgado de Familia y los honorarios de cada abogada se incrementarán de acuerdo a la duración y complejidad del proceso. Existen casos que la separación puede durar más de 3 años.

Divorcio Notarial Perú

Si es un divorcio ante cualquier notario del Perú con bienes e hijos menores, los honorarios promedio será de $ 1,000 a los  $2,500 más un determinado porcentaje sobre el valor comercial de los bienes. La Notaría cobrará un porcentaje sobre los bienes declarados a repartir. Este divorcio puede demorar más de 15 días, porque Bienestar Familiar hace una inspección para establecer la situación de los niños.

Tambíen te puede interesar: Requisitos para el divorcio en Perú

Municipalidades acreditadas para divorcio rápido

Puedes dar fin al vínculo matrimonial mediante el llamado “Divorcio Rápido” o Procedimiento no contencioso de Separación Convencional y Divorcio Ulterior.

Para ello debes acudir a la municipalidad distrital o provincial en la que te casaste civilmente o en la que corresponda al último domicilio conyugal (lugar donde vivió junta la pareja).